Ingredientes para una mente y cuerpo sanos

Escrito por Alex Bardón

¿Haces ejercicios y no te resultan? ¿Siempre resultas estar cansado/a? ¿Eres testigo de que existe una real deficiencia de motivación en ti? Bueno, si no sufres de verdaderos problemas mentales/hormonales quizás este blog post te pueda ayudar.

Tener en equilibrio tres cosas te ayudará a empezar el camino de una vida saludable. Alimentación sana, hacer ejercicios regularmente y, probablemente la más importante, dormir bien ¿Qué significa dormir “bien”? En realidad, si bien esto depende de tu edad, esto hace referencia a tener entre 7 y 8 horas de sueño al día.

Estas tres cosas juntas tienen un mayor impacto en tu vida que por sí solas ¿A qué me refiero? Para que se pueda entender mejor mi mensaje les contaré la historia de una chica universitaria llamada Andrea.

Andrea tiene 21 años, quiere bajar de peso y rendir mejor en sus estudios. Ella decide inscribirse en un gimnasio y comer “bien” o por lo menos mejor de lo que lo hacía antes. Esto quiere decir: nada de comida chatarra y frituras a deshoras.

Cumple de manera muy organizada un mes entero en el gimnasio. Todos los días comiendo bien y, ya que escuchó que hacer deporte ayuda a rendir mejor mentalmente, piensa que hasta sus notas y su desempeño académico mejorarán.

Luego de un mes de mucho esfuerzo y poco sueño al desvelarse para estudiar, se da con la desagradable sorpresa que no tan solo ha subido de peso, sino que sus notas han bajado en promedio ¿Qué hizo mal Andrea?

En primer lugar, lo que no sabe Andrea es que por más de haber subido de peso, tiene un cuerpo más saludable ¿Por qué? Esto se debe a que el músculo pesa más que la grasa. Además, el simple hecho de hacer ejercicios sí tiene una amplitud de beneficios como: estabilizar tus hormonas, liberar estrés, ayudar a tener un mejor metabolismo e incrementar tus energías durante el día. Sin embargo, los mayores beneficios realmente no se activaran si no le das a tu cuerpo lo que requiere después de un buen entrenamiento: descansar.

Piensa en tu cuerpo como un edificio que estamos construyendo desde el primer piso. Unas columnas fuertes y estables son representadas por tu buena alimentación, mientras que el cemento para construir lo demás de manera firme sería la cantidad y calidad de ejercicio constante que hagas. No puedes seguir construyendo el edificio si no te detienes a dejar que el cemento se asiente y seque. Por lo tanto, no puedes crecer y mejorar sin descansar apropiadamente.

foto-notaeco

Dormir bien no solo significa descansar para recuperar energías. Al dormir bien tu cuerpo regenera tejido, mientras tu cerebro ensaya lo que has aprendido durante el día, y todo esto lleva a lograr tener una coordinación mucho más profunda y por ende productiva de cuerpo y mente.

Una buena combinación de estos tres pilares de salud (alimentación, ejercicio y sueño) te pueden llevar lejos. Y ahora… ¿Qué harás tú?

One comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.